Bouhaddi-Cascarino: veteranía y juventud para un único objetivo

  • Sarah Bouhaddi y Delphine Cascarino son compañeras desde 2015
  • Su meta común es ganar la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019
  • Francia debuta en “su” Mundial el 7 de junio ante la República de Corea

Aunque pudiera parecer que la arquera Sarah Bouhaddi y la delantera Delphine Cascarino son dos jugadoras muy distintas, en realidad estas dos compañeras de la selección francesa y del Olympique de Lyon tienen muchísimas cosas en común. La primera, el deseo de brillar en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ que disputarán ante su público, en Francia. Y más intenso aún es el afán por alzar el trofeo en Lyon, en su propio estadio.

¿Qué les viene a la mente cuando oyen la palabra “Mundial”?

Delphine Cascarino: Yo pienso en el Mundial Sub-17 que ganamos. Me trae buenos recuerdos.

Sarah Bouhaddi: La selección francesa masculina, la victoria, las estrellas…

¿Y cuando oyen “Mundial Sub-20”?

Cascarino: Recuerdos no tan buenos, pero aun así fue interesante como competición, aunque no llegásemos hasta el final.

Bouhaddi: 2006, derrota en cuartos de final… 2-1… Ya fue hace tiempo, el recuerdo es muy difuso. Me acuerdo de que recibimos un gol en un saque de esquina, porque de vez en cuando lo comentamos con Amandine [Henry]. Creo que es importante pasar por eso, disputar todas esas competiciones con las categorías inferiores, aunque no cambiase mi futuro.

Sarah Bouhaddi

  • Guardameta
  • Olympique de Lyon
  • 32 años
  • 137 internacionalidades
  • 9 títulos de liga francesa
  • 6 Copas de Francia
  • 5 Ligas de Campeones Femeninas de la UEFA
  • Semifinalista del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Londres 2012
  • Cuartofinalista del Mundial Femenino de Canadá 2015
  • Cuartofinalista de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Rusia 2006

¿La experiencia es un factor importante?

Bouhaddi: Es positivo haber jugado partidos de alto nivel con tu club, aunque el Mundial no tiene nada que ver. Vamos a jugar en Francia, delante de nuestro público, habrá una presión diferente, lo que está en juego es distinto. Está bien haber acumulado experiencia, aunque eso no es lo que nos va a ayudar a ganar este Mundial.

Cascarino: Yo tengo experiencia con las categorías inferiores. Es distinto, no es el mismo nivel para nada. Con la selección absoluta hay una presión mayor.

Delphine Cascarino

  • Delantera
  • Olympique de Lyon
  • 22 años
  • 9 internacionalidades
  • 4 títulos de liga francesa
  • 3 Copas de Francia
  • 3 Ligas de Campeones Femeninas de la UEFA
  • Campeona de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Azerbaiyán 2012
  • Finalista de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Papúa Nueva Guinea 2016

Sarah, ¿qué consejos le daría a Delphine antes del Mundial?

Bouhaddi: Entre un Mundial de categorías inferiores y otro absoluto no hay muchas diferencias, la verdad. Tiene que divertirse tanto como en los otros, y disputar este Mundial a fondo. Vamos a jugar un Mundial, y no sabemos si habrá más. Tenemos que disfrutar muchísimo jugando estos partidos en casa, dejarnos llevar un poco por la locura y entregarnos al máximo.

Delphine, ¿jugar con una futbolista de la experiencia de Sarah aporta tranquilidad?

Cascarino: Es algo que ayuda, eso seguro. Nos da muchos consejos en el día a día en el Lyon. Es increíble ver a unas jugadoras por televisión y estar compitiendo luego a su lado. Al principio era algo impresionante, pero ahora ya se ha asumido.

Faltan apenas dos meses para el torneo. ¿Ya se siente que la presión y el entusiasmo van a más en Francia?

Bouhaddi: Sí, es el gran acontecimiento de Francia, muy esperado y es importante que sepamos responder. Pero no debemos dejar que nos suponga una presión añadida, tenemos que seguir trabajando con tranquilidad y llegar a este Mundial cargadas de confianza. En Francia a la gente le gusta el fútbol en general. En el Mundial de 1998 y en la Eurocopa de 2016, los estadios se llenaron. Ahora le toca al Mundial Femenino. Es una gran muestra de amor que los hinchas franceses llenen los estadios, así que tendremos que responder en esos partidos, porque va a ser importante devolverles todo ese apoyo. Se están comprando muchísimas entradas, y es algo muy importante.

Cascarino: En los medios se habla cada vez más, sí. Hay muchísimos periodistas en los actos, eso me ha sorprendido mucho. Espero que esa emoción continúe cuando llegue el momento. Se han vendido muchas entradas, y esperamos que venga mucha gente a animarnos.

Las semifinales y la final van a jugarse en Lyon, en el estadio de su club. ¿Qué les provoca?

Cascarino: No implica más presión, sí más ganas. Las ganas de jugar en este lindo estadio, en casa. Y sobre todo para mí, que nací en Lyon, disputar la final aquí es un verdadero sueño.

Bouhaddi: Es un guiño para el Olympique de Lyon como club. Tenemos un presidente [Jean-Michel Aulas] que está haciendo mucho por el fútbol femenino. Nos encanta este estadio. Y cuando nos entrenamos aquí ya pensamos necesariamente en el Mundial y en lo que puede pasar dentro de unos meses. Sería fantástico.

Delphine, su hermana es defensa del París FC, su club rival. ¿Es más difícil jugar contra ella o intentar ganar un Mundial?

Cascarino: ¡Intentar ganar un Mundial es algo complicadísimo! Es un trabajo a largo plazo, para el que llevamos meses preparándonos, aunque todavía nos quedan también meses para mejorar. Con todo, estamos en el buen camino para poder hacer un gran torneo.

Sarah, ¿qué es más difícil, jugar una final de la Liga de Campeones con la mano rota o pelear por una medalla en el Mundial?

Bouhaddi: No puede compararse. Lo que sentiremos si llegamos a pelear por esa medalla o por el trofeo será algo inimaginable. Es ¡lo más bonito que pueda ocurrir! Lo que pasó en la final de la Liga de Campeones es difícil de explicar, aunque no me planteé en ningún momento si tenía que salir o no. Así que yo diría que ganar una medalla en el Mundial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *