Rapinoe, para los grandes momentos

  • El Francia-EEUU cumplió todas las expectativas
  • Rapinoe anotó su quinto gol en cuatro partidos
  • Ellis alabó a Rapinoe como la reina de los grandes momentos

Por Erin Fish, con Estados Unidos 

A la mayoría de los futbolistas no les gusta jugar frente a un público hostil, con miles de aficionados gritando y abucheando, pero es que Megan Rapinoe no es como la mayoría. Ella se crece en los grandes escenarios, se alimenta del ambiente, le da igual que sea favorable o adverso.

Tras anotar los dos goles de Estados Unidos en la victoria por 1-2 ante España en octavos, Rapinoe acaparó titulares con sus comentarios postpartido acerca del atractivo choque de cuartos de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ frente a la anfitriona, Francia.

«Esperemos que sea todo un espectáculo, que sea enorme, una locura. Así debería ser. Es el mejor partido, el que todo el mundo quería», declaró Rapinoe.

El deseo de Rapinoe se convirtió en realidad. Cientos de periodistas se acreditaron para cubrir la cita, el Parque de los Príncipes de París se llenó hasta la bandera y ella estuvo de nuevo soberbia.

Su primera diana llegó a los cinco minutos de juego. Alex Morgan recibió una falta al borde del área y Rapinoe transformó el tiro libre para poner a las Barras y Estrellas por delante en el marcador.

Y si el primer tanto fue impresionante, el segundo fue crucial. Francia parecía dominar el partido, daba la sensación de que las anfitrionas podían igualar la contienda en cualquier instante. Entonces Alex Morgan y Tobin Heath se asociaron para asistir a Rapinoe, que materializó el 0-2.

La estadounidense, de 33 años, suma cinco goles en cuatro encuentros en Francia 2019 y dos galardones consecutivos a la Jugadora del Partido, por Visa.

«Tiene una enorme personalidad, dentro y fuera de la cancha«, afirmó Jill Ellis, la seleccionadora de Estados Unidos, acerca de Rapinoe. «Y creo sinceramente que en momentos como estos se crece».

Ellis rememoró también el gol en Alemania 2011 frente a Brasil en cuartos en el que nuestra protagonista envió un centro perfecto a Abby Wambach, quien empató de cabeza en el minuto 122 forzando la tanda penal, que en última instancia ganaron las norteamericanas.

«Cuando han llegado jugadoras jóvenes, siempre les he dicho que preguntaran a Megan por los grandes momentos, porque tiene esa actitud de nunca darse por vencida. Sencillamente, le encantan esos momentos y vive para ellos».

Por suerte para Estados Unidos y Rapinoe, el martes les espera otro: la semifinal contra Inglaterra en Lyon.

https://twitter.com/FIFAWWC/status/1144731649952948226